Daily Archives: September 15, 2015

Ukraine | Nuland voiced US spending on Ukrainian army

US spent almost 250 million dollars on training and equipment of the Ukrainian army.
A forum of the international organization “Yalta European Strategy” (YES) was hosted in Kiev these days. The forum was attended by Assistant Secretary of State Victoria Nuland.
During the forum the leader of one discussion session asked Nuland: whether the United States would provide lethal military aid for Ukraine? She said in answer: “We provide military aid: 244 million dollars were spent on training and equipment of the Ukrainian army”. http://korrespondent.net/ukraine/politics/3562339-nuland-ozvuchyla-raskhody-ssha-na-ukraynskuui-armyui She added that the United States will be vigilant to the needs of Ukraine and immediately gave their definition instead of Ukrainian authorities. According to Nuland, the needs of Ukraine are a “need for diplomatic negotiations and maintenance of Minsk transactions from Russia and pro-Russian separatists”. Meanwhile, the long and unsuccessful attempts to implement the Minsk Agreement prove that their main offender is Kiev. However, Nuland was earlier featured unilateral and biased view at the Ukrainian conflict.

UK | Yannis Varoufakis came to London and told us that ‘austerity sucks’ — and it was Obama who told him that

Lianna Brinded

Yanis Varoufakis stepped down as Greece’s finance minister in July but his rockstar status clearly superseded the political spectrum when he touched down in London for an anti-austerity rally.

Spain | Jeremy Corbyn: Gran viraje en el Reino Unido

Primero los hechos crudos: Jeremy Corbyn es miembro del Socialist Campaign Group, una tendencia socialista minoritaria el Labour Party, que reúne nueve diputados (sobre 232 laboristas) y siguió los pasos de Tony Benn. Cuenta ahora con el apoyo explícito de 15 diputados del partido que dirige y con la hostilidad abierta o velada de toda la vieja dirección y la gran mayoría de los parlamentarios que temen no volver a ser elegidos. Porque Corbyn fue elegido presidente del Partido Laborista británico ya que a raíz del gran desastre laborista en las últimas elecciones para el Congreso se eliminó la preminencia de los parlamentarios y se aceptó el voto de la base (a condición de que los votantes pagasen tres libras (unos 4.50 dólares), cosa que hicieron con entusiasmo miles de jóvenes. El curriculum de Corbyn, de 66 años que desde hace 33 es diputado laborista y ha votado en 536 veces contra decisiones claves de la dirección de su partido, es consecuente e impecable. Este autodidacta, voraz lector, hijo de una profesora de matemáticas socialista, que se desplaza en bicicleta y está casado con una mexicana 20 años más joven y activa en la venta solidaria de café chiapaneco, tiene un solo diploma: el de diputado peor vestido, otorgado por la prensa conservadora ya que calza sandalias de cuero y viste una camisa sobre una camiseta también blanca, sin corbata, y un pantalón oscuro. Los sindicatos, que son miembros del Partido Laborista, le apoyan y él mismo fue dirigente sindical de base. Además militó contra el apartheid en Sudáfrica, contra la guerra de Vietnam, en solidaridad con los pueblos de América Latina y de los palestinos (la derecha israelí lo odia y le teme) y es amigo de Gerry Adams, el diputado irlandés líder de los independentistas del Sinn Fein.Su programa es igualmente cristalino: no al uso de las armas nucleares, sacar al Reino Unido de la OTAN, condenar a Israel, acabar con las intervenciones imperialistas en Siria y en Irak, aumentar los impuestos a los más ricos, defender el ambiente, volver a estatizar los ferrocarriles y la energía, desarrollar un vasto plan de viviendas populares a bajo costo, suprimir los impuestos a los estudiantes y conceder becas de estudio, suprimir la monarquía. Es natural que al día siguiente de ser elegido presidente del partido se hayan afiliado al mismo 15 mil jóvenes, deseosos de renovar en sentido socialista-ecologista el partido conservador y proimperialista de los Tony Blair y Cía, que creían que para ganar votos el programa del L.P. debía ser cada vez más derechista.